¡Eslovenia, un país que no sale todos los días en las noticias! ¡La Provincia jesuita de Eslovenia, una Provincia “pequeña” que no siempre está en los titulares de las noticias de la Compañía! Es aquí donde el P. Arturo Sosa ha decidido pasar unos días para celebrar con sus hermanos eslovenos el 50 aniversario de la fundación de esta Provincia jesuita situada en el corazón de Europa, en la encrucijada de las culturas romana, germánica y eslava. Tanto para el P. Sosa como para el Provincial Ivan Bresciani y su equipo no se trata de una visita nostálgica, sino que ofrece la oportunidad de identificar mejor la relación entre la actividad de los jesuitas durante los últimos 50 años y los desafíos que las Preferencias Apostólicas Universales representan para el futuro de la Provincia de Eslovenia. Entre los jesuitas de Eslovenia, se admite que las orientaciones de las Preferencias aún no han llegado a toda la Provincia, es decir, tanto a los jesuitas como a los compañeros en la misión. Las celebraciones del jubileo y la visita del Padre General deben impulsar este compromiso hacia el futuro.

Hemos pedido a tres jesuitas eslovenos que nos cuenten cómo viven el jubileo de su Provincia y la visita del P. Sosa: el Superior Provincial, el P. Ivan Bresciani, el P. Janez Poljanšek, ex maestro de novicios, y el P. Primož Jakop, vicario de parroquia.

Del P. Ivan Bresciani SJ

El 31 de julio de este año, en la fiesta de San Ignacio, la Provincia eslovena de la Compañía de Jesús cumplió 50 años desde su fundación. Con motivo de este aniversario, del 24 al 27 de octubre nos visita el Padre General Arturo Sosa, Superior General de la Compañía de Jesús.

El propósito de la visita es, en primer lugar, expresar gratitud por los 50 años de actividad independiente. En comparación con las otras Provincias jesuitas, somos pequeños y jóvenes y, en cualquier caso, en los últimos 50 años hemos hecho mucho en el apostolado espiritual, pastoral, cultural e intelectual en Eslovenia. Hoy somos conscientes de que la estructura de la Iglesia está cambiando, especialmente en el mundo occidental, debido a las escasas vocaciones religiosas y a otros desafíos que nos interrogan. En consecuencia, la Compañía de Jesús se está reorganizando de una manera nueva, a través de uniones entre Provincias.

El segundo objetivo de la visita del Padre General es la presentación por su parte de las Preferencias de la Compañía de Jesús. El General nos expondrá dichas Preferencias Apostólicas y nos impulsará a vivir y trabajar inspirados por ellas. La palabra “preferencia” puede significar al principio un empujón para aspirar a una meta. Pero en realidad es más bien una forma de vida que la Compañía de Jesús está llamada a asumir y vivir en sus propias comunidades e instituciones. Se trata de vivir y respirar juntos el contenido de las Preferencias Apostólicas en nuestra vida diaria.

Del P. Janez Poljanšek SJ

Es con alegría que aguardo la visita del Superior General, un gesto que prueba su preocupación fraterna y paterna por la vida y la misión de los jesuitas, así como de nuestros amigos y colaboradores. El Padre Sosa llega el año en que nuestra Provincia celebra con gratitud el 50 aniversario de su existencia, pero nuestra mirada se dirige más bien hacia el futuro, hacia las posibilidades de unificación y colaboración con las otras Provincias. Pienso que el Padre General nos confirmará en nuestra misión y nos impulsará a los jesuitas y a nuestros colaboradores en la búsqueda creativa de nuevas formas de anunciar y dar testimonio de Cristo.

Del P. Primož Jakop SJ

Cinco décadas de existencia de la Provincia jesuita de Eslovenia son, ante todo, motivo de mi gratitud. En primer lugar, la gratitud a Dios porque despertó en los compañeros que tomaron las decisiones un deseo bastante claro de qué hacer. Por lo tanto, el Jubileo es para mí una confirmación de que la necesidad de una nueva Provincia, específica para los eslovenos, formaba parte del Plan Divino. También estoy agradecido a los hermanos que han obedecido a la voluntad de Dios.

Al mismo tiempo, vivo este aniversario como un desafío para mí y para mi generación: ¿A dónde nos llama Dios hoy? Espero con interés la visita del P. Sosa, confiado en que bajo su guía será más fácil encontrar respuestas a este desafío.

Etiquetas: Padre General