El Superior General ha dedicado cuatro días para visitar una Provincia jesuita donde la palabra “Reconciliación” tiene una resonancia más concreta que en otras partes. En el pasado, los coreanos han padecido guerras y colonialismo. Y su país ha sido cortado artificialmente en dos partes desde la década de 1950; la Iglesia Católica pasó por persecuciones sangrientas. El Padre Sosa aprendió mucho sobre la historia de Corea y sobre la manera en que los jesuitas de la Provincia de Corea han ayudado a cicatrizar las heridas, a trabajar por la reconciliación y participan en el vasto proyecto de la eventual reunificación de la península de Corea. El encuentro con los jesuitas en Corea estuvo lleno de alegría y esperanza, como se muestra en el “resumen en fotos” de estos días pasados allí. Disfrute de un momento de acción de gracias mirando al diaporama.

Etiquetas: Padre General JCAP