Uno de los muchos frutos del discernimiento en común llevado a cabo por la Compañía de Jesús a lo largo de dos años a propósito de lo que acabarán siendo las Preferencias Apostólicas Universales (PAU), es la constatación de la alta consideración de instrumento eficaz del que goza la colaboración. Durante mucho tiempo ha sido un elemento característico muy importante del ministerio de los jesuitas en todo el mundo, pero durante el proceso de discernimiento que llevó a la formulación de las PAU se cayó en la cuenta de que la colaboración con nuestros colegas laicos y “personas de buena voluntad” ya no es algo que meramente aumenta la eficacia de nuestros ministerios, sino una necesidad absoluta. La imposibilidad de continuar la misión que nos ha sido encomendada sin la puesta a punto, sin el apoyo, y sin contar con aquellos que comparten con nosotros el marco ignaciano de valores es un hecho incontestable en estos momentos.

Es bajo este sentimiento de la importancia de la colaboración como continuó la visita del P. General por la India, comenzando por los institutos de enseñanza superior de Goa. El P. Sosa visitó el Xavier Centre for Historical Research, fundado en 1979 en el momento álgido de la tensión entre India y Portugal, y el instituto de investigación Thomas Stephens Konknni Kendr, dedicado al estudio de las lenguas (principalmente konknni) y culturas regionales. Se unieron al P. General sus hermanos jesuitas de la Provincia de Goa, que le presentaron un resumen de sus trabajos y compromisos. El Padre Sosa aprovechó la oportunidad para hablar con ellos de las PAU y de cómo ellas podrían acabar de dar forma a su vida, a su oración y a su ministerio.

Después de un viaje de tres horas a Belgaum, una ciudad del vecino estado de Karnataka, el P. General continuó su mensaje de apoyo a la colaboración celebrando la Eucaristía en la Catedral de Fátima con los familiares, amigos, y colaboradores de la Compañía de Jesús en la región. El P. Sosa subrayó que vivir una vida cristiana significa vivir una vida con y para los demás. Del Eclesiastés, destacó la frase “No pongas tu corazón en el dinero”; un camino que conduce a un falso sentido de autosuficiencia y a cortar relaciones muy fecundas con otras personas de buena voluntad y, por supuesto, con Dios. Predicando sobre el Evangelio, el P. General reconoció que la amonestación de Jesús, “Si tu mano te empuja al pecado, córtatela”, era dura y a la vez importante, ya que apuntaba a la humildad moral que deben buscar los discípulos de Cristo. Como ejemplo de lo que sucede cuando permitimos que las lecciones del Evangelio queden solo en textos de las Escrituras en lugar de pasar a ser base de nuestras formas de vida, el P. Sosa pidió a los reunidos que recordaran que Mahatma Ghandi, el padre de la gran nación de la India, se sentía profundamente iluminado por la vida de Jesús que nos presentan los Evangelios, pero no por las vidas de los cristianos que veía a su alrededor. [Haga clic aquí para leer la homilía completa del Padre General en inglés].

Cuando el día comenzaba a apuntar ya hacia su fin, el P. General se encontró de nuevo rodeado de sus hermanos jesuitas. Acompañado de los Asistentes de la Curia Lisbert D’Souza y Vernon D’Cunha, del Provincial de Goa, P. Roland Cuelho, y de los jesuitas de la región -incluidos los 20 novicios-, el P. Sosa celebró un acto de agradecimiento por el día en la Escuela San Pablo, una prestigiosa institución de enseñanza con 2.000 alumnos. El P. General subrayó una vez más el desafío que suponen las PAU a TODAS las personas que forman parte de la misión de la Compañía de Jesús, expresó a los padres y bienhechores presentes en la reunión su agradecimiento, e INSISTIÓ a todos en la colaboración, el camino por el que la Compañía está persuadida que debe de dirigirse hacia su futuro.

Etiquetas: Padre General India