Los dos días del Padre General en Guatemala

Esta ha sido la cuarta parada de la gira del Padre General por la Provincia de América Central. El domingo 27, después de un tiempo en una iglesia de la Compañía muy popular por la devoción del pueblo guatemalteco al Cristo de la Misericordia y a San Judas Tadeo, el P. Sosa fue al Colegio Javier para encontrarse con los jesuitas que trabajan desde hace muchos años en Guatemala. Su mensaje, en esta ocasión, puede resumirse de la siguiente manera: “[sentirse y actuar] como un solo cuerpo, integrado por diversidad de miembros, tareas y carismas, que tiene como cabeza al Señor” y “en permanentemente escucha de su Palabra y en común discernimiento de los signos de los tiempos”.

 

Al día siguiente, las 12 obras de la Compañía en Guatemala tuvieron la oportunidad de presentar su trabajo. La mayoría de estas obras tiene un perfil educativo, aunque se desarrolla también mucho trabajo pastoral en parroquias y templos. La irradiación de todas estas instituciones en el país es inmensa y todas inscriben su trabajo en el horizonte de la proclamación de la fe que busca la justicia y la reconciliación en una sociedad profundamente fragmentada por diversas formas de exclusión, racismo, violencia contra la mujer, corrupción e impunidad.

El P. General en sus palabras alentó a todos a “continuar trabajando con empeño en el servicio del Reino enfocándose en la formación humana y en una educación que permita tener ciudadanos comprometidos en el servicio del bien común, haciendo posible que surja la vocación al servicio público, en el que la acción política se perciba como una contribución al ordenamiento social que permita el bien de todos”.

 

En la homilía de la eucaristía, señaló la necesidad de articular “la profundidad intelectual, en el análisis, reflexión y estudio de la realidad social”, con “el discernimiento espiritual para descubrir dónde está actuando el buen Espíritu”, es decir aquel que, como Jesús, sana, protege y construye la vida humana.

Una última parada del viaje guatemalteco fue la visita al proyecto educativo Puente Belice. Es una particular experiencia formativa con jóvenes provenientes de barrios extremadamente vulnerables de la ciudad, en la que tienen la oportunidad de aunar estudio y trabajo.

Álbum de fotos de Flickr