El Padre General en Nicaragua

Los días 23 y 24 de enero, el P. Arturo Sosa estuvo con sus compañeros jesuitas en Managua. Es bien sabido que las relaciones entre las autoridades nicaragüenses y la Iglesia Católica no siempre han sido fáciles. El Padre General no hizo ninguna declaración pública sobre este tema, pero estaba muy interesado en escuchar el punto de vista de los jesuitas. También quería asegurarles su apoyo. Durante la Eucaristía que presidió, en su homilía destacó varios aspectos del “modo de proceder” de Jesús durante su misión.

Un aspecto central de este enfoque es la sensibilidad a las necesidades de las personas. Esta sensibilidad permitió a Jesús consolar, traer salud y salvación. Para poder hacer esto, es porque Jesús era un hombre de discernimiento, ingenioso en su acercamiento a la realidad. Nuestra tradición de discernimiento ignaciano debe mejorar nuestras habilidades analíticas y agudizar nuestro “sentido del olfato” en el corazón de las situaciones humanas que requieren respuestas que no están ya predefinidas sino adaptarlas a cada situación.

El Padre General subrayó también la importancia de la colaboración en una misión común, la de la reconciliación de todas las cosas en Cristo. En los momentos difíciles o en medio de situaciones de conflicto, recordó, permanecer unidos en un espíritu de colaboración, lo que no es evidente: pocos discípulos permanecieron al pie de la cruz de Cristo. Recordemos que la forma de actuar de Jesús, es el dar su vida para que otros puedan tener Vida.

Etiquetas: Padre General CPAL