Bettina Raed, Antonio Valerio SJ, Frédéric Fornos SJ

Del 22 al 25 de enero estuvieron reunidos en Roma los Coordinadores Continentales de la Red Mundial de Oración del Papa, con sus colaboradores. Fue el Primer Encuentro de Formación para Coordinadores Continentales y colaboradores de El Camino del Corazón. Se hicieron presentes los Coordinadores Continentales Jesuitas de América del Norte, de Sud América, de Europa, de Sud Asia y Asia-Oceanía. Recordamos el Coordinador Continental de África, el P. Georges Katumba, fallecido recientemente. El encuentro fue facilitado y orientado por el Director Internacional el P. Frédéric Fornos, junto a sus Asistentes Internacionales, el P. Antonio Valerio y Bettina Raed, y con la colaboración de Giulia Bianchi, Asistente Internacional, y Patrizia Mesoraca, Secretaria Internacional. Especial mención merece la participación del P. Pascual Cebollada, Postulador de la Compañía de Jesús para la causa de los santos, que nos introdujo en la vida y experiencia del Padre Arrupe y su profundo amor al Corazón de Jesús.

Ha sido el primer encuentro internacional de Formación de El Camino del Corazón. Como nos dijo el Papa Francisco, es el fundamento espiritual de nuestra misión, y del Proceso de Recreación. Pues este itinerario espiritual, a la luz de la exhortación Apostólica, “La alegría del Evangelio”, nos ayuda a entrar en una misión de compasión por el mundo, entrando en profundidad en el fundamento de nuestra misión de colaborar, por la disposición de nuestra propia vida, con los desafíos de la humanidad y de la misión de la Iglesia. Este encuentro nos ayudó a una más honda y mayor comprensión de que si en la Red de Oración del Papa no se vive en profundidad El Camino del Corazón, finalmente no se comprende y no se encarna la recreación, bajo riesgo de quedar sólo en una cáscara de buena imagen de comunicación.

Por eso ha sido tan importante este encuentro para entrar en la experiencia de este itinerario espiritual y conectar con el Corazón de Jesús, con su estilo y sus gestos, que nos abren a las necesidades de tantos hermanos y hermanas de este mundo que sufren. Nos ayuda a encarnar en nuestra vida la misión de compasión concretada en las intenciones del Santo Padre.

Han sido buenos momentos de encontrarnos, rezar juntos, entrar en profundidad en el modo específico que tenemos de vivir la devoción al Corazón de Jesús como misión de compasión por el mundo y fortalecer la comunidad que es esta Red de Oración del Papa.

Los participantes regresaron a sus lugares para iniciar en algunos casos y continuar en otros con la difusión de El Camino del Corazón, ayudando a entrar en esta experiencia espiritual a sus comunidades y parroquias (por ejemplo en espacios de oración, adoración o celebración el primer viernes del mes, o retiros espirituales, etc.). Nos reencontraremos el próximo año para compartir nuevas experiencias en la misión de vivir, dar y acompañar El Camino del Corazón a más personas. Poco a poco se iniciará la formación en los diversos continentes para los líderes de la Red de Oración (lo que incluye el MEJ) que lo deseen.

Álbum de fotos

Etiquetas: