Del 21 al 24 de mayo, se realizó en la Curia General el 2º Encuentro de Delegados de las Oficinas de Desarrollo (OD) de las seis Conferencias de la Compañía, en representación de las 56 OD existentes. El lema del encuentro era “Amigos en el Señor”. Hemos experimentado que las conversaciones espirituales que nos hacen amigos en el Señor son el regalo más estratégico que hemos recibido para llevar adelante nuestra misión en las Oficinas de Desarrollo.

La tarea de este encuentro fue la de ofrecer al Padre General respuesta a sus preguntas sobre cómo, durante los próximos 10 años, las OD van a continuar invitando hombres y mujeres en todo el mundo a ser parte de la misión que nos ha encomendado el Santo Padre, en el marco de las cuatro Preferencias apostólicas universales.

El primer día, el Padre General, el Economo General y el Consejero para el Discernimiento y la Planificación Apostólica, nos presentaron el marco dentro del cual deberíamos trabajar: las Preferencias, alineamientos con nuestro modo de proceder con los bienes y benefactores, y cómo cuidar la profunda conexión espiritual de nuestro trabajo. La recaudación en la amistad en el Señor para la misión es un ejercicio de profundo cuidado pastoral.

El segundo día en la mañana, “escuchamos” a los que tienen experiencia en “enamorar hombres y mujeres para la misión”. Manos Unidas de España, Misereor de Alemania y la Red Xavier. Ellos nos presentaron CÓMO ellos lo hacen. En la tarde, el Asistente de la Formación y el Secretario de Educación Primaria y Secundaria, nos presentaron las oportunidades, y los desafíos que tenemos al interior de la Compañía para avanzar en la construcción de un cuerpo apostólico al servicio de la misión común. Romper silos competitivos entre obras, sectores apostólicos y Provincias es algo a lo que estamos llamados a cooperar con el Espíritu.

El tercer día fue para “sentir” lo que el Señor nos estaba invitando a responder al Padre General iluminados por los expositores y la experiencia propia de los pasados diez años. Fue un día de oración personal, de conversación espiritual en binas y en grupos. Terminamos el día con un borrador de las respuestas que queríamos ofrecer al Padre General.

El cuarto día fue para “confirmar” lo que el Señor nos estaba mostrando como camino a seguir en la próxima década y presentarlo al Padre General como nuestra contribución para las decisiones que él deba tomar respecto: 1) al ministerio que ejercen las ODs donde se han establecido o se podrán establecer, 2) al papel de las redes de ODs en cada Conferencia de provinciales y 3) al papel de la Oficina de Desarrollo de la curia general en Roma. En todo eso, hemos experimentado una vez más cuánto la conversación espiritual y el discernimiento son fundamentales para responder a la misión de Jesús expresada en las PAU. Nuestro reto es incorporar a los jóvenes en nuestra misión en las OD. Esto es parte de nuestra respuesta a la Preferencia de acompañar a los jóvenes como sujetos activos al servicio de la sostenibilidad de la misión de Jesús.

Etiquetas: Curia