Respondiendo a la petición de la 36ª Congregación General

A finales de 2016, la Congregación General 36 solicitó que se pusieran al día  los servicios que presta la Curia General a la Compañía de Jesús. Para tratar de responder a esta demanda, en los años 2017-2018, el Archivum Romanum Societatis Iesu (ARSI) y la Biblioteca Peter-Hans Kolvenbach de la Curia General constituyeron un comité de reflexión sobre el servicio que los dos venían prestando. Esta fue la primera fase del proceso de renovación.

La segunda fase terminó en el año 2018, con la presentación al Comité de una propuesta de restructuración de estos dos servicios, y la puesta en marcha de la colaboración entre los archivos de la Compañía que están en Roma (el Archivum Romanum Societatis Iesu, los de la Pontificia Universidad Gregoriana, los de la Provincial Euro-Mediterránea, los del Colegio Germánico).

A partir de los resultados de estas dos primeras fases, una tercera pretende, a continuación, poner en marcha una red internacional que conectaría los distintos archivos de las diferentes Conferencias de la Compañía, utilizando como punto de partida una serie de ellos que servirían de cebador del sistema. Para iniciar esta colaboración en red los responsables de algunos archivos de la Compañía, elegidos por los presidentes de las Conferencias, se han reunido los días 12-15 de febrero en Roma, en la Curia General. El objetivo de esta convocatoria es crear una especie de plantilla que pueda servir de pauta eficaz para futuras reuniones en cada una de las Conferencias que lleven, al final, a la integración en red del resto de los archivos de la Compañía.

Pedimos a dos de los participantes -de un total de una veintena- que nos dijeran qué interés ven en la formación de una red de archivos de la Compañía, y con qué colaboración específica creen ellos que pueden contribuir.

Rene Javellana, SJ, Philippines

La reunión de responsables de los archivos jesuitas ha demostrando claramente que éstos son fuente de datos e información no sólo sobre la Compañía de Jesús, sino también sobre el mundo en el que se lleva a cabo la misión de los jesuitas.

Las presentaciones de las actividades de nuestros colegas en diferentes países, nos llevan a concluir que el valor de los archivos jesuitas no se hace realidad cuando cada uno funciona por su cuenta, sino cuando se encuentran o crean vínculos entre ellos. En efecto, la Compañía es un organismo internacional. La propuesta de crear una estrecha conexión en red entre los archivos es una conclusión lógica de este hecho. En este contexto, Filipinas aporta a la red la perspectiva de Asia oriental y el Pacífico.

René Cortínez, SJ, Chile

El principal interés de nuestra reunión es recordarnos, unos a otros, que nuestra actividad es una misión: la de colaborar activamente con Cristo, al servicio de Su proyecto. Nos reunimos para compartir buenas prácticas con vistas a la correcta armonización, en el caso de asuntos complejos, entre el derecho civil y el propio de la Iglesia y de la Compañía; pero todo ello sin dejar de lado la promoción del trabajo en red.

En este contexto es posible pensar en abordar de forma conjunta, en razón de contenidos o de zonas geográficas, proyectos de investigación, conservación y/o digitalización de interés para varias Provincias. Además, nuestras redes deberían también aportar información a nuestros discernimientos, que exploran con la asistencia del Espíritu Santo, cuál podría ser el mayor servicio a prestar a los hombres y mujeres que buscan en la historia caminos de identidad y sentido para nuestros días.

Etiquetas: Curia