La mayoría de ustedes ya lo saben: la Compañía de Jesús vive un momento importante. El Superior General, a petición de la 36ª Congregación General, propuso a toda la Compañía un proceso para identificar sus preferencias apostólicas universales para los próximos años. Desde hace casi dos años, jesuitas de todo el mundo han participado en las diversas etapas, pero también muchas personas asociadas con la Compañía de Jesús en diversos cargos.

El objetivo último del discernimiento es recibir de las manos del Santo Padre la lista de preferencias que permitirán a la Compañía de Jesús servir mejor al mundo y a la Iglesia, basándose en su carisma y sus recursos.

Estamos en lo que se puede considerar la penúltima etapa: el encuentro, en la Curia General, del Consejo ampliado del Padre General. En un contexto de oración, los miembros de este Consejo -que incluye a los Consejeros Generales, los Asistentes para las diferentes partes del mundo, los Presidentes de las seis Conferencias jesuitas y los Secretarios de los sectores apostólicos- ayudarán al Padre Sosa a preparar el documento que presentará muy pronto al Papa Francisco. Este documento será el resultado de todo el proceso de discernimiento.

Desde el principio de la reunión, el General insistió en que se invitara a todos aquellos que se preocupan por el futuro de los compromisos de la Compañía a unirse a los miembros del Consejo ampliado a través de la oración. Para promover esta unión de mentes y corazones, les ofrecemos extractos de los tiempos de oración vividos cada día. Haz click aquí.