En todo el mundo, en este Viernes Santo, la Compañía de Jesús se une a la oración del Papa Francisco. Jesús tomó sobre sí los sufrimientos de los hombres y mujeres de todos los tiempos. Esto incluye los sufrimientos de nuestro mundo de hoy, afligido por la pandemia de coronavirus COVID-19. Solidaridad con los que sufren, acompañamiento de los afligidos, esperanza de una primavera en la que la vida prevalecerá sobre la muerte.

Etiquetas: