La oficina del Consejero General para el Discernimiento y la Planificación Apostólica ha organizado recientemente un taller sobre "discernimiento apostólico en común", en la Curia General de Roma, del 6 al 9 de febrero.

Han tomado parte veintiocho personas entre jesuitas y colaboradores de todo el mundo. Inaugurando el encuentro, el Padre General destacó que la Compañía es un cuerpo apostólico multicultural caminando hacia el cumplimiento de su misión en la Iglesia. "Queremos avanzar juntos, jesuitas y laicos, para encarnar la 'Iglesia-pueblo de Dios' del Concilio Vaticano II. La Compañía a lo largo y ancho de todo el mundo se enfrenta a elecciones clave. Hay muchas llamadas. Y, sin embargo, nosotros jesuitas con nuestros colaboradores laicos en la misión, no podemos alcanzar a un ilimitado cúmulo de necesidades. Hemos de elegir. Por eso el discernimiento en común nos es urgentemente necesario".

El Padre General igualmente urgió a los participantes a "presentar los principios básicos, las herramientas y la metodología para un discernimiento comunitario". Reconoció que es una tarea enorme, pero sin embargo, recordó a los participantes "si tenemos esta base común y una fundamentación común, podremos ir adelante".

Etiquetas: