Taller para Ecónomos o miembros de los Economatos Provinciales

Del 27 al 31 de enero, el equipo del Ecónomo General ofreció un taller para 19 participantes (15 jesuitas + 4 laicos asociados) en representación de las seis Conferencias jesuitas. El P. Charles Lasrado, que facilitó el proceso, explica:

“Cada una de las 94 unidades administrativas (Conferencias, Provincias, Regiones y Misiones) de la Compañía de Jesús tiene un ecónomo. La Compañía considera importante que aquellos que son dedicados a este delicado trabajo estén bien entrenados y conozcan las Normas de la Compañía sobre la pobreza, y que estén familiarizados con sus directrices sobre la Administración de los bienes. Por lo tanto, la oficina del Ecónomo General lleva a cabo un taller de cinco días para los nuevos Ecónomos jesuitas y sus asociados.

El taller incluye una revisión de la Instrucción sobre la Administración de Bienes, procedimientos sobre cómo tratar con la Curia general, y cómo tratar con asuntos prácticos que surgen del papel de ecónomo. Los participantes reciben una exposición a la naturaleza global de la Compañía, su Misión y una amplia visión general sobre el tratamiento de los asuntos financieros”.

He aquí el testimonio de uno de los participantes, Keith McMillan, de la Provincia Británica,

Ningún jesuita entra con una vocación específica para ser ecónomo de la Provincia, incluso en mi caso que era contador calificado. Sin embargo, como jesuita más maduro, se me ha pedido que sea ecónomo de la Provincia. Llevo un registro del dinero e intento que los débitos y créditos sean correctos y que se equilibren.

Pero más allá de eso, veo mi misión como tesorero para facilitar a mi Provincia de Gran Bretaña la transición del pasado al futuro. Valoro los siglos de sacrificio dedicado de mis compañeros jesuitas al entregarnos los bienes para nuestro uso ahora, en este mundo siempre cambiante. Además, mi misión es también transmitir a los futuros jesuitas bienes que puedan estar al servicio de la Iglesia en un futuro lejano. El valor financiero siempre ha integrado en él valores sociales y trascendentes

Este taller para los nuevos ecónomos jesuitas nos permite infundir una disciplina fiscal moderna y práctica, junto con el profundo valor de una comunidad jesuita humilde que se esfuerza por estar al servicio de la Iglesia, especialmente de los pobres. Nuestro “modo de proceder”, directamente relacionado con San Ignacio y sus directrices para fundar las estructuras de la Compañía, proporciona medios sistemáticos para mantener esos valores vivos y vibrantes dentro de nuestros sistemas y, por lo tanto, dentro de nuestras decisiones y acciones. La responsabilidad no sólo nos obliga a conectarnos con nuestros compañeros jesuitas a través del tiempo, sino que también nos permite conectarnos con nuestras Provincias hermanas a través de la inmensidad del trabajo actual de los jesuitas.

Entre nosotros están presentes Ecónomos de todos los continentes. Estas amistades y valores compartidos serán fructíferos. Todos apreciamos el trabajo y la dedicación para hacer que todo esto suceda.

Etiquetas: Curia