Fiesta de Estanislao Kostka - Visita del P. General al noviciado de Génova

El martes 13 de noviembre se cumplieron 450 años de la "entrada a la Casa del Padre" del joven santo jesuita Estanislao Kostka. Estanislao es el santo patrón de los novicios jesuitas y el P. General quiso vivir este día de celebración con novicios.

En su homilía, se centró en la segunda Carta de San Pedro, en particular en el pasaje que menciona cómo responder a los dones que Dios nos ha dado. El Apóstol Pedro nos invita a añadir a la fe, la virtud, el conocimiento de Dios, el autocontrol, la perseverancia, la piedad, la fraternidad y el amor. El Padre Sosa comentó lo siguiente:

"En lenguaje ignaciano, parece que podemos añadir a la fe una elección que es fruto de un discernimiento bien hecho en la oración personal y en la confrontación con quien nos acompaña”.

En el camino propuesto al discípulo de Jesús, la "piedad" --una cualidad de la que no se habla tanto hoy en día-- juega un papel clave: según el Superior General, es una disposición a sentirse solidario con los que sufren y a estar disponible para encontrarse con el Señor en la oración, en la Eucaristía y para contribuir a la construcción de la comunidad. Una vida de piedad no se encierra en actitudes "piadosas", pero se abre a los demás y se realiza en el amor fraterno. "Este camino conduce al amor pleno, que nos une a Dios y a los demás seres humanos”.

El P. Sosa, refiriéndose a la corta vida de San Estanislao, afirma finalmente: "Por tanto, se puede deducir que Estanislao Kostka ha recorrido un largo camino en poco tiempo y ha llegado así a la santidad, que, al fin y al cabo, no puede ser más que el cumplimiento de esta llamada a la alegría del amor que resuena en el corazón de cada joven, como dice el Sínodo de los Obispos de 2018 (documento final, n. 165)”.

El Padre General, en conclusión, nos invita a la oración. "Oremos unos a otros por nuestra vocación a la Compañía de Jesús, por nuestra apertura de mente y corazón a los dones que el Señor quiere darnos. Oremos juntos para que no nos cansemos de recorrer este camino día tras día. Estamos en buena compañía con Estanislao Kostka (...) y muchos compañeros que están abiertos a los dones del Señor y generosamente dedicados al servicio de la reconciliación y la justicia”.

El texto completo de la homilía del P. General, en italiano, está disponible aquí

Etiquetas: