El Padre Arturo Sosa, Superior General de los jesuitas, se dirige a los jóvenes que podrían pensar en entrar en la Compañía de Jesús, para ser sacerdotes o hermanos. Y habla de la formación de los jesuitas.

Esta vez, el Padre Sosa habla directamente a los jóvenes que lo escuchan. Les comenta lo que significa comprometerse en la vida religiosa jesuita, ya sea siguiendo el camino que conduce al sacerdocio o en la vocación de un hermano jesuita. En ambos casos, la formación es exigente pero conduce a una calidad de servicio que es necesaria en el mundo actual. Añade que hay mucho espacio en la Compañía de Jesús para la creación de nuevos senderos de compromiso por la fe y la justicia.